¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Cerrar
Pida su cita:
988 270 440
988 270 440
  >  Noticias
Buscar

SÍNDROME DEL OJO SECO

SÍNDROME  DEL  OJO  SECO
05/02/2017

SÍNDROME  DEL  OJO  SECO

Es una de las causas más frecuentes por las que acude un paciente a una consulta oftalmológica.

Se trata de una entidad de causas multifactoriales, que producen como denominador común la alteración de la composición de la película lagrimal y por tanto de la superficie ocular.

Si bien se  trata de una patología benigna, su importancia radica en su cronicidad, pues no tiene una curación definitiva y en la importante alteración del bienestar ocular que produce.

Para entender mejor la variada sintomatología que puede producir, hemos de explicar, cuáles son las funciones de la película lagrimal, que baña nuestro ojo. Además de la función nutritiva y protectora, tiene función de limpieza y una función óptica.

 CAUSAS DEL SÍNDROME DE OJO SECO

  •          Uso prolongado de lentes de contacto.
  •          Empleo de pantallas de visualización.
  •          Envejecimiento. Es más frecuente cuanto más edad.
  •          Enfermedad sistémicas como la alergia, diabetes, rosácea, Parkinsson, Sjögren, atopia.
  •          Traumatismos oculares accidentales o quirúrgicos (post-operados de catarata y Lasik)
  •          Parálisis faciales.
  •          Cambios hormonales, muy especialmente los de la menopausia e hipotiroisdismos.
  •          Alteraciones posicionales de los párpados, como el párpado inferior caído en pacientes seniles.
  •          Fármacos, especialmente medicaciones tópicas utilizadas en el tratamiento del glaucoma y anticonceptivos orales. También es frecuente en el uso de antihipertensivos, antipsicóticos, antihistamínicos, estrógenos y retinoides.
  •          Factores físicos ambientales  tipo, ambientes calurosos y secos, con corrientes de convección y aires acondicionados. Otros tipo, polución, tabaco y alcohol.

En todos los casos sintomáticos se produce una aumento de la pérdida de humedad ocular por evaporación de la lágrima, que lleva a una inestabilidad de la película lagrimal, que a su vez acarrea una inflamación de la superficie del ojo, que puede llegar a producir lesiones corneales.

 

SÍNTOMAS DEL SÍNDROME DE OJO SECO 

El síntoma más frecuente es la sensación de arenas o de cuerpos extraños en los ojos y el enrojecimiento ocular. También puede existir un lagrimeo excesivo, como mecanismo de defensa ocular ante la sequedad.

Muy frecuente es también la visión fluctuante en la lectura debida a las irregularidades de la superficie corneal presentes en el ojo seco. Característicamente, la visión mejora con el parpadeo en estos pacientes.

Los pacientes que padecen blefaritis se quejan además de ardor, quemazón.

Los pacientes con alergia se quejan fundamentalmente de picor.

El dolor, puede estar presente en casos de ojo seco severo.

La fotofobia (hipersensibilidad a la luz) está presente en los casos de ojo seco moderado/severo dado que se debe a la existencia de erosiones corneales secundarias a la sequedad.

En pacientes operados de cirugía refractiva las molestias pueden estar ausentes, enmascaradas por la anestesia corneal en las primeras semanas del postoperatorio.

Un aspecto característico en la sintomatología del ojo seco es la falta de correlación entre los signos hallados en la exploración con los síntomas que refiere el paciente. Cuadros muy sintomáticos pueden no tener especiales alteraciones a la exploración y al revés.

 

DIAGNÓSTICO DEL SÍNDROME DE OJO SECO 

Si bien, no existe procedimiento diagnóstico específico, los estudios básicos que se deben realizar para el diagnóstico, son factibles en cualquier consulta de oftalmología general.

Ellos incluyen, la anamnesis (sintomatología referida por el paciente y el conocimiento de los factores de riesgo a los que el paciente puede estar expuesto), exploración con lámpara de hendidura, la determinación del tiempo de ruptura de la película lagrimal (BUT), test de Schirmer (determina el volumen lagrimal) y tinción con amarillo de fluoresceína.

 

 

    TEST SCHIRMER 

 

                 

 Test de BUT (normal/alterado)



QUERATOPATÍA SECA. EROSIONES CORNEALES CON AMARILLO DE FLUORESCEÍNA

 

TRATATAMIENTO DEL SÍNDROME DEL OJO SECO 


El tratamiento va encaminado a eliminar los factores agravantes, hidratar la superficie ocular, procurar una mayor retención de lágrima sobre la superficie ocular, estabilizar la película lagrimal y evitar la inflamación de la superficie ocular.

Dependerá de la intensidad  sintomática del cuadro, de la asociación o no de enfermedades sistémicas y de los signos exploratorios hallados en cada paciente. Debe ser un tratamiento individualizado.

Un aspecto de radical importancia es que el paciente entienda la cronicidad del cuadro, es decir, que no tiene curación y que en gran medida tendrá en sus manos las medidas a adoptar según la intensidad de los síntomas.

Como medidas encaminadas a mejorar los factores ambientales que empeoran la sintomatología es importante evitar la exposición prolongada a aires acondicionados, evitar fuertes corrientes de aire, no conducir con las ventanillas del coche abiertas, evitar la exposición prolongada a focos de calor.

El empleo de humidificadores ambientales generalmente favorece el tratamiento.

En pacientes expuestos a pantallas de ordenador es aconsejable que apuesten por las gafas (que previenen la evaporación de la lágrima) frente las lentes de contacto. Si eso no fuera posible, es necesario utilizar lágrimas artificiales compatibles con las lentillas de contacto o empleo de lentes de contacto diarias. Es también muy importante la distribución del mobiliario de oficina, así, el borde superior de la pantalla de ordenador debe estar a la misma altura o por debajo de la altura de los ojos. Se recomienda hacer descansos de trabajo con pantallas con frecuencia, así como la realización de cierre palpebral voluntario durante esos descansos.


 

Existen multitud de tipos comercializados de lágrimas artificiales. La elección de las más adecuadas para cada caso dependerá de su médico oftalmólogo. En casos, puede ser necesario la asociación de medicamentos y suplementos orales.

Comentarios Noticia

Nadie ha publicado todavía ningún comentario. Sé el primero en publicarlo.

Deja tu comentario