¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Cerrar
Pida su cita:
988 270 440
988 270 440
  >  Noticias
Buscar

HIGIENE PALPEBRAL, SU IMPORTANCIA EN CASO DE DISFUNCIÓN DE LAS GLÁNDULAS DE MEIBOMIO

HIGIENE PALPEBRAL, SU IMPORTANCIA EN CASO DE DISFUNCIÓN DE LAS GLÁNDULAS DE MEIBOMIO
17/10/2016

¿Qué es la Disfunción de las Glándulas de Meibomio?

Se trata de una inflamación habitual y permanente que se produce en el borde de los párpados. Las glándulas de Meibomio están situadas a lo largo del borde del párpado y las bacterias y secreciones grasas cubren la base de las pestañas y los orificios de estas glándulas. Existen entre 30 y 40 glándulas en cada uno de los párpados y sus secreciones grasas se encargan de  formar una película lacrimal cuya función es nutrir y proteger la superficie del ojo manteniéndolo húmedo.

Cuando se produce un trastorno en las Glándulas de Meibomio, las secreciones grasas se almacenan en su interior y se solidifican causando una difícil expulsión lo que provoca que la capa lipídica se vuelva más fina y de peor calidad. A consecuencia de esto se intensifica la evaporación de la lágrima y aparecen síntomas de ojo seco causando inflamación de los párpados, picor, irritación, lagrimeo...

Las lágrimas

Son secreciones que lubrifican y limpian el ojo y a su vez lo protegen de alergias, agresiones microbianas y traumatismos. La lágrima es imprescindible para la salud ocular.

La película lagrimal está formada por 3 capas que, simultáneamente, protegen el ojo. Estas capas son:

  • Una capa lípidica superficial fina
  • Una capa acuosa media gruesa
  • Una capa mucínica interna

Tipos de Disfunción de las Glándulas de Meibomio

Las causas de ésta enfermedad no se conocen bien y pueden ser numerosas, es por ello que para el oftalmólogo es de vital importancia identificar el tipo de disfunción.

Se dan dos tipos de Disfunción de las Glándulas de Meibomio:

  • La Hipersecretora: cuya característica principal es la liberación de un gran volumen de secreción grasa. En todos los casos se la relaciona con la dermatitis seborreica y en algunos con la rosácea.
  • La Hiposecretora: esta disfunción es la más habitual y su característica principal es la obstrucción de las glándulas produciéndose una disminución de la secreción grasa. Es frecuente síntomas como la inflamación y la sequedad.

¿Por qué tengo esta disfunción? ¿Es contagioso?

Existen varios motivos que pueden causar o agravar esta disfunción como el síndrome del ojo seco, el uso de lentes de contacto o una blefaritis anterior. La disfunción de las glándulas de Meibomio también se ve favorecida por la hipertensión o por la menopausia y envejecimiento, y algunos medicamentos como los antidepresivos, los retinoides, tratamiento posmenopáusico...

¿Por qué antes no lo tenía y ahora sí?

Aunque los síntomas pueden presentarse de forma tardía existen elementos que nos convierten más susceptibles de padecer esta patología como:

  • El uso con frecuencia de delineador de ojos.
  • El uso excesivo de lentes de contacto.
  • La exposición a agentes medioambientales irritantes.
  • Pasar mucho tiempo delante de una pantalla.
  • ...

¿Se puede perder la vista?

Se pierde trasparencia en la visión cuando la córnea comienza a fallar,  si esto afecta al eje visual (centro de la córnea) se ve dificultado el paso de la luz hacia la parte posterior de ojo. A causa de ello la agudeza visual disminuye en mayor en menor medida y esta pérdida puede ser irreversible.

¿Existe la posibilidad de mejoría?

Este tipo de trastorno es crónico, motivo por el cual se debe llevar a cabo un tratamiento  constante y de larga duración para que se realice correctamente y para reducir y controlar los síntomas. Si el tratamiento no se hace de forma regular y correctamente es posible que algunos signos persistan.

De igual modo, si el tratamiento se lleva a cabo con éxito, puede llevarse una vida normal y en un gran porcentaje de casos sin dificultades para la vista.

Evitar los síntomas y las complicaciones

Es importantísimo un correcto diagnóstico y que el oftalmólogo explique claramente el tratamiento a seguir, el resto va a depender siempre del paciente, ya que si se sigue de manera regular el tratamiento no surgirán molestias ni complicaciones.

Aunque el oftalmólogo le recetara algún fármaco para paliar los brotes inflamatorios, una parte del tratamiento a largo plazo es la Higiene Palpebral. Una buena Higiene Palpebral es la base del éxito del tratamiento, empezando por el calentamiento de párpados.

Importancia del calentamiento de párpados.

Cuando se padece disfunción de las glándulas de meibomio, las secreciones grasas se solidifican y almacenan en el interior de las glándulas. Si aplicamos calor ayudamos a que esas secreciones solidificadas vuelvan a su estado graso.


HIGIENE PALPEBRAL

Mantener una buena Higiene Palpebral es de vital importancia para la limpieza de los párpados y la eliminación de secreciones y costras. Una buena limpieza palpebral debe llevarse a cabo de manera regular y constante convirtiéndolo en parte de nuestra rutina diaria.

Teniendo en cuenta que la piel del párpado es la más fina del cuerpo y se caracteriza por su gran delicadeza, es importante que los productos que utilicemos para la higiene palpebral no contengan conservantes.

Cuando se da una disfunción de las Glándulas de Meibomio o se produce una inflamación por  blefaritis, recomendamos realizar la higiene palpebral en las siguientes fases:

  1. Calentamiento de párpados: colocar unas gasas calientes y limpias sobre los ojos cerrados durante 3/5 minutos diariamente.
  2. Masajear los párpados: debe ejercerse una ligera presión sobre los párpados usando el dedo índice de fuera hacia adentro y de manera paralela al borde del párpado de manera que se eliminan las sustancias grasas.  Del mismo modo, debe de realizarse una presión hacia adentro y por encima de las pestañas del párpado superior y por debajo de las pestañas del párpado inferior.
  3. Llevar a cabo la limpieza de párpados y pestañas.
  4. Limpieza del borde palpebral.

Es recomendable realizar la higiene palpebral diariamente, tanto por la mañana como por la noche







Comentarios Noticia

Nadie ha publicado todavía ningún comentario. Sé el primero en publicarlo.

Deja tu comentario