¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Cerrar
Pida su cita:
988 270 440
988 270 440
  >  Noticias
Buscar

CAJÓN DE SASTRE OCULAR: IVEÍTIS

01/10/2018

CAJÓN DE SASTRE OCULAR: UVEÍTIS

Es todo el proceso inflamatorio del tracto uveal ocular (iris, cuerpo ciliar y coroides que en ocasiones involucra  a otras estructuras vecinas como el trabeculum, la retina, el vítreo, la córnea y el nervio óptico y es por esto que, a cualquier proceso inflamatorio intraocular se le denomina uveítis.

RECUERDO ANATÓMICO OCULAR


CLASIFICACIÓN DE LA UVÉITIS

Existe una gran variabilidad clínica y causal de la uveítis, por lo que las clasificaciones existentes que intentan poner orden a este cuadro pueden basarse en diferentes criterios, como causa, estructura anatómica inicialmente afectada, evolución, asociación con enfermedades generales, etc., por lo que nos ceñiremos a la más frecuentemente aplicada que radica en la estructura anatómica afectada, que las clasifica en uveítis anteriores, intermedias, posteriores y panuveítis.

De esta clasidicación, las más frecuentes son las uveítis anteriores, que a su vez se pueden clasificar en iritis e iridociclitis (inflamación de iris y cuarpo ciliar).

En la uveítis anterior la inflamación afecta a la cámara anterior del ojo.

En base a esta localización anatómica se clasifican en:

  • Uveítis anteriores, con los subtipos de iritis o iridociclitis, que con mucho son la forma clínica más frecuente.
  • Uveítis intermedia. Un subtipo especial es la Pars panitis es un subtipo de uveítis intermedia de causa desconocida y sin asociación a enfermedad sistémica alguna.
  • Uveítis posteriores como la de Toxoplasmosis.
  • Panuveítis, cuadros con inflamación de todas las estructuras intraoculares sin poder evidenciar un foco anatómico que predomine.

CLASIFICACIÓN ANATÓMICA DE UVEÍTIS


Otra clasificación está basada en la asociación o no de la uveítis con enfermedades generales. Así se Clasifican en:

  • Uveítis en enfermedad sistémica.
  • Uveítis en cuadros infecciosos.
  • Síndrome ocular.

CAUSAS DE UVÉITIS

Basándose en la clasificación anatómica, las causas más frecuentes de uveítis identificadas para cada localización son:

UVEÍTIS ANTERIOR 45%

Enfermedad sistémica:

  • Espondilitis anquilosante
  • Artritis idiooática juvenil
  • Espondiloartropatía indeferenciada
  • Sarcoidosis
  • Colitis ulcerosa
  • Artritis reactiva.
  • TINU (nefritis tubulointersticial asociada a uveítis)
  • Enfermedad de Crohn
  • Esclerosis múltiple
  • Artropatía psoriásica

Síndrome ocular:

  • Uveítis anterior HLA B27 (+)
  • Ciclitis heterocrómica de Fuchs
  • Posner-Schlossman
  • Sarcoidosis ocular
  • Uveítis anterior crónica ANA (+)

Causa infecciosa:

  • Herpes
  • Enfermedad de Lyme

UVEÍTIS INTERMEDIA 22%

Enfermedad sistémica:

  • Esclerosis múltiple
  • Sarcoidosis
  • Enfermedad de Behchet

Síndrome ocular:

  • Cicilitis hetero crómica de Fuchs
  • Sarcoidosis ocular

Causa infecciosa:

  • Enfermedad de Lyme

UVEÍTIS POSTERIOR 13%

Enfermedad sistémica:

  • Enfermedad de Bechet.
  • Sarcoidosis
  • SIDA

Síndrome ocular:

  • Epiteliopatía placoide multifocal posterior aguda
  • Coriorretinitis serpinginosa
  • Retinocoroidopatía en perdigonada (de Birdshot)
  • Coroiditis multifocal y panuveítis
  • Coroidopatía puntacta interna
  • Síndrome de múltiples puntos blancos evanescentes.

Causa infecciosa:

  • Tosoplasmosis
  • Tuberculosis
  • Herpes
  • Enfermedad de Lyme

PANUVEÍTIS 6%

Enfermedad sistémica:

  • Enfermedad de Bechet
  • Sarcoidosis
  • Enfermedad de Vogt-Koyanagi-Harada

Síndrome ocular:

  • Sarcoidosis ocular
  • Coroiditis multifocal y panuveítis

Causa infecciosa:

  • Toxoplasmosis
  • Herpes
  • Tuberculosis

SIGNOS OCULARES DE UVÉITIS

UVEÍTIS ANTERIOR

La uveítis anterior aguda se caracteriza por presentar ojo rojo, cuyo rubor se localiza característicamente alrededor de la zona corneal. Es lo que se llama inyección ciliar.


Las uveítis anteriores crónicas suelen cursar con ojo blanco.
La inflamación de la uveítis anteriores, tanto agudas como crónicas, se localiza en la cámara anterior del ojo en la que se puede detectar la actividad inflamatoria intraocular denominada Tyndall.

En la cara posterior de la córnea existen precipitados endoteliares, que pueden ser finos o gruesos (también denominados precipitados en grasa de carnero), dependiendo de la causa de la uveítis.


En uveítis anteriores intensas pueden formarse membranas de fibrina inflamatorias en cámara anterior.
En uveítis anteriores de curso crónico, pueden evidenciarse adherencias antiguas de brotes de uveítis previas, entre cristalino e iris, denominadas sinequias anteriores.
UVEÍTIS INTERMEDIAS Y POSTERIORES
La inflamación puede afectar a cualquier estructura ocular.
Si afecta a la retina, produce cuadros de retinitis.



Si afecta a la mácula de la retina, produce edema macular quístico.



En cualquier localización del segmento posterior del ojo se pueden presentar lesiones denominadas nódulos algodonosos.

Si afecta al nervio óptico, produce edema de papila.

Si afecta a un vaso retiniano, puede producir flebitis de una rama venosa retiniana o varias.

Si afecta a coroides, se suele manifestar como coroiditis focalizadas.



Si afecta a vítreo puede presentarse en forma de condensaciones blanquecinas denominadas snowballs.

DIAGNÓSTICO DE UVÉITIS
La historia clínica es la base del diagnóstico. Debe realizarse de forma minuciosa y sistemática, recogiendo información ocular u de otros órganos, dada la gran variedad de patologías que pueden cursar con uveítis, como hemos visto. Esta información nos permitirá encaminar las pruebas diagnósticas en cada paciente de forma personalizada y tener más posibilidad de llegar a la causa de la patología en cada paciente.
Así, el motivo de la consulta, tiene vital importancia. Si el motivo es un ojo rojo, doloroso, el cuadro se enmarca dentro de la uveítis anterior; si por el contrario, el motivo de la consulta es la disminución de visión, indolora, el cuadro se enmarcará dentro de una uveítis intermedia o posterior.
La recogida de información sobre la evolución del cuadro en el tiempo (aguda o crónica), la edad del paciente, sexo, raza, antecedentes familiares de patologías reumáticas, existencia de infecciones crónicas, existencia de procesos inflamatorios en otros órganos y aparatos, hábitos del paciente (sexuales, drogas, mascotas, viajes, etc.) son de vital importancia, ya que junto con la información ocular obtenida en la exploración, nos encaminarán a las pruebas pertinentes a realizar en cada caso con la finalidad de determinar la causa de cada uveítis.













Comentarios Noticia

Nadie ha publicado todavía ningún comentario. Sé el primero en publicarlo.

Deja tu comentario