¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Cerrar
Pida su cita:
988 270 440
988 270 440
  >  Noticias
Buscar

LENTES DE CONTACTO

LENTES DE CONTACTO
01/07/2017

LENTES DE CONTACTO.

Las lentes de contacto (LC), son elementos ópticos sanitarios que actúan sobre la superficie de la córnea, insertadas en la capa lagrimal formando un único sistema óptico continuo con el ojo.
Los avances tecnológicos en los diseños y estructuras de los lentes de contacto le permiten al profesional óptico ofrecer soluciones a prácticamente todos los pacientes con defectos ópticos de refracción, cubriendo un abanico de potencias hasta 20 o 25 dioptrías para miopías e hipermetropías, hasta 7 o 9 dioptrías de astigmatismo y los pacientes présbitas o con vista cansada.
Dentro de las ventajas que proporcionan por encima de una gafa está el hecho de que proporcionan un campo visual total sin la interferencia de las monturas. Las lentes de contacto garantizan una mejor visión de las zonas periféricas y una mayor nitidez en profundidad. Además, no existen distorsiones laterales; la lente de contacto se desplaza junto con el ojo y la persona siempre está mirando por el centro de la lente, lo cual permite calcular mejor las distancias.
Una visión natural (la percepción del tamaño de los objetos es más parecido al real, en relación a las gafas) y una sensación de independencia y seguridad que aportan a los pacientes son una motivación importante para los usuarios, sobre todo en defectos de graduación importantes en dioptrías.
Soporta, facilita y beneficia la práctica de deportes y actividades físicas y de ocio.  No se producen empañamientos, reflejos causados por factores ambientales (ya que las lentes de contacto mantienen la misma temperatura que el ojo.)
Son flexibles y cómodos. Te acostumbras rápidamente a ellos.
Para determinadas condiciones visuales el uso de lentes de contacto se hace imprescindible:
• Los casos de queratocono son posibles de corregir, compensar o retener de forma segura y eficaz con el uso de lentes de contacto, en especial con lentes permeables al gas (GP) o híbridas.
• En las enfermedades del segmento anterior ocular. Con lentes de contacto terapéuticas tenemos unos efectos sobre la córnea que es la función oclusiva que ayuda a la cicatrización. También pueden estar impregnadas en medicación que se va liberando de forma progresiva, manteniendo buenos niveles de medicación a nivel corneal.
• Las lentes de contacto están especialmente indicadas en personas con anisometropía (diferente graduación en ambos ojos). En estos casos, si usamos gafas, la imagen que se forma en cada ojo es de distinto tamaño y a nivel cortical el cerebro puede no poder juntarlas en una sola por lo que se puede producir visión doble.
• Para corregir los defectos oculares provocados por accidentes, patologías o anomalías de carácter visual están indicadas las lentes de contacto protésicas. Son lentes de contacto blandas pintadas  que nos permiten reproducir los elementos cromáticos del iris enmascarando el defecto del ojo a tratar

TIPOS DE LENTES DE CONTACTO

SEGÚN EL MATERIAL:
•    Los lentes duros son los lentes de contacto rígido y permeables al gas (RGP por sus siglas en inglés). Están hechos de plástico y otros materiales como la silicona o fluoropolímeros. Los lentes duros mantienen su forma, sin embargo, permiten un libre flujo de oxígeno entre los lentes y la córnea. Los RGPs pueden ser la mejor opción cuando la córnea tiene el astigmatismo suficiente para cambiar su forma. También pueden preferirse cuando una persona tiene alergias o tiende a formar depósitos de proteínas en los lentes de contacto. Son más duraderas que las blandas y su mantenimiento resulta muy sencillo. Si la prescripción óptica no cambia, se pueden usar las mismas lentes durante un período que suele oscilar entre los seis meses y los dos años, lo que las hace muy atractivas desde el punto de vista económico.
•    Los lentes de contacto blandos son las lentillas más utilizadas pues destacan por su comodidad. Los avances en los materiales han llevado al desarrollo de una nueva generación de lentes blandas, denominadas hidrogel de silicona, que permiten una mayor oxigenación de la córnea, garantizando la salud de la superficie ocular.
•    Los lentes de contacto cosméticos son lentes de color que cambian la apariencia del color de ojos, y en el caso de lentes circulares también hacen que el iris parezca más grande. Los lentes decorativos están disponibles por medio de receta médica y sólo deben usarse después de un examen de la visión y ser probados en presencia de un profesional de la visión. Los lentes de contacto decorativos vendidos sin prescripción, incluyendo lentes circulares, son ilegales y presentan un grave peligro para su salud ocular, ya que pueden causar lesiones e infecciones en los ojos, y pérdida de la visión.
•    Los lentes de contacto tóricos blandos pueden corregir el astigmatismo, pero a veces no tan bien como lo hacen los lentes RGP. Por lo general, son más costosos que otros lentes de contacto.
•    Los lentes de contacto bifocales o multifocales están disponibles en variedades blandas y RPG. Pueden corregir miopía, hipermetropía y astigmatismo en combinación con la presbicia. Con frecuencia, la calidad visual no es tan buena como con lentes de visión sencilla, sin embargo, la capacidad de corregir una presbicia vale la pena para algunas personas.
SEGÚN EL TIPO DE REEMPLAZO:
Desechables de reemplazo diario
:
De un solo uso. Presentadas en envases individuales.
Permiten estrenar un par nuevo cada mañana y desecharlo al final del día.
No requiere soluciones de mantenimiento.

Reutilizables:
Permiten utilizar el mismo par de lentes todos los días durante un cierto número de semanas, normalmente un mes.
Son más económicas que las desechables de reemplazo diario.
Requieren la utilización de soluciones de mantenimiento.
Se deben respetar los plazos de reemplazo para evitar la formación de depósitos de proteínas en la lente y otras complicaciones.

Uso prolongado:
Diseñadas para llevarlas de forma continua, tanto por el día como por lo noche, durante un cierto número de semanas, dependiendo del fabricante.
No es necesario quitarse las lentes para dormir, aunque no siempre se recomiende llevarlas todas las noches.
El uso continuo puede influir en la acumulación de microorganismos en las lentes e incrementar el riesgo de infecciones y otros problemas.
Existe un mayor riesgo de infección de la córnea con cualquier uso nocturno de lentes de contacto.
SEGÚN INDICACIONES TERAPÉUTICAS ESPECIALES
•    Lentes híbridas
Las lentes de contacto híbridas constan de una zona central fabricada en un material permeable al gas rodeada de un anillo exterior más blando. Se suelen utilizar en los casos en que la curvatura presenta una forma irregular, como por ejemplo el queratocono, o si el usuario tiene problemas con las lentes permeables a los gases pues el anillo periférico blando confiere una mayor comodidad, similar a una lente blanda.
•    Lentes de contacto bifocales y multifocales
Al igual que ocurre con las gafas progresivas, las lentes bifocales incluyen dos prescripciones en la misma lente: una para la visión de lejos y otra para la visión de cerca, mientras que las multifocales cuentan con un espectro de potencias en cada lente que permite ver bien a todas las distancias. Ambas modalidades están disponibles en materiales blandos y permeables a los gases.
Están indicadas en personas con presbicia, que requieran una buena visión de lejos y de cerca.

•    Lentes de uso nocturno: la base de la ortoqueratología es el moldeado transitorio corneal durante las horas de sueño con el fin de corregir los defectos de refracción durante el día de una forma temporal/horaria.


•    Lentes esclerales:
Lentes de contacto rígidas de gran diámetro. Son lentes de materiales de alta permeabilidad (el mismo que para las lentes RPG) y así respetar la fisiología corneal y poder usarlas durante muchas horas sin perjuicio ocular. A mayor diámetro, la lente proporcionará un reservorio lagrimal (lágrima entre la córnea y la lente de contacto) dando una mayor comodidad proporcionando un respeto corneal mayor al alejarse más de la misma.
Lente de contacto  dura (RPG)
  
Lente de contacto blanda
 
Lente de contacto escleral
 

Normas para el buen uso de lentes de contacto.

Cuando las lentes de contacto son usadas correctamente, proporcionan una opción saludable, cómoda y conveniente para la corrección de la visión. Se deben tener presente unas reglas básicas en cuanto a su uso, manejo y mantenimiento, para que su salud visual no corra riesgos.

•    Todas las lentes de contacto son artículos sanitarios de adaptación individualizada, por lo que el usuario debe siempre acudir a un profesional óptico-optometrista para que le realice una adaptación personalizada a su caso.
•    Nunca cambie el modelo, los parámetros, marca o tipo prescrito por el profesional sin haberlo consultado con anterioridad. Por ejemplo, dentro de la gran oferta de lentillas blandas en el mercado, existen grandes diferencias en cuanto a parámetros físicos y ópticos.
•    Las soluciones y productos de limpieza y mantenimiento están indicados para distintos tipos de lentes de contacto, tienen distinta composición y cumplen diferentes funciones. Use siempre los productos y soluciones recomendados por su profesional y no los cambie sin su consentimiento.
•    El metabolismo ocular está en constante cambio. Siga estrictamente las indicaciones de uso y horario recibidas y acuda siempre a sus citas periódicas de revisión y control profesional antes de adquirir y reponer sus lentes de contacto.
•    La asepsia en el manejo de las lentes de contacto es fundamental para evitar infecciones oculares. Lávese siempre con rigor las manos con jabón, enjuáguelas y séquelas al viento o con una toalla o paño que no suelte restos de tejido o pelusas antes de manipular sus lentes.
•    Adquiera siempre sus lentes de contacto en establecimientos sanitarios con garantías de control, almacenamiento, temperatura, registro, servicio y reclamación.
•    La mayoría de las lentes son desechables o renovables por un tiempo definido que ha sido determinado y aprobado por exhaustivos estudios clínicos para evitar problemas oculares. Nunca utilice las lentes de contacto más días de las indicadas por el fabricante o por su profesional óptico-optometrista.
•    Limpie semanalmente el estuche donde guarda la lentilla y deséchelo y renuévelo periódicamente (se recomienda 1 vez al mes). Existen microorganismos y bacterias que pueden crecer en su interior y provocar infecciones graves.
•    Siempre vacíe por completo y llene diariamente la solución de aseptización del estuche de sus lentes. No lo rellene ni use soluciones caducadas.
•    Evite el contacto directo de las lentes de contacto con objetos no esterilizados, con la punta superior de los frascos de mantenimiento, con jabones, colirios, cremas y otros productos cosméticos.
•    Al ser un producto sanitario personalizado, no debemos compartir nunca las lentes de contacto con otras personas, esto acrecienta la posibilidad de contraer infecciones oculares graves.
•    Al entrar en contacto con el agua del mar o de las piscinas, éstas pueden contraer gérmenes que den lugar a infecciones, por lo que se aconseja no usarlas para estos cometidos. Si su uso es indispensable en estos ambientes se recomienda usar gafas protectoras o lentes desechables diarias.
•    El agua corriente contiene microorganismos que si se introducen en las lentes de contacto blandas pueden provocar graves infecciones oculares. Evite ducharse con las lentes puestas y nunca las enjuague con agua del grifo ni con saliva.
•    Con los párpados cerrados el aporte de oxigeno y lágrima se reduce drásticamente en los ojos. Nunca duerma con las lentes puestas a no ser que sean específicas para ello y su óptico-optometrista le haya realizado las pruebas fisiológicas y de tolerancia oportunas.
•    No use las lentes de contacto si tiene síntomas oculares de infección, inflamación, alergia, daño, dolor, irritación, quemazón, sensación de cuerpo extraño, visión borrosa espontánea o anormalidad que afecte a la córnea, conjuntiva y párpados. Si las tiene puesta y nota esos síntomas, retírelas y acuda inmediatamente a su profesional.
•    El uso de lentes de contacto es ideal para practicar deportes excepto boxeo y deportes que puedan causar golpes en la cara. Para los deportes acuáticos debe llevar gafas protectoras.
•    No use las lentes de contacto en ambientes con mucho polvo o vapores nocivos. Las lentes pueden incrementar el daño que ya de por sí produzcan estos elementos.
•    Debemos desechar la idea de manipular las lentes de contacto con las uñas. Para que no exista riesgo de rotura es preferible usar la yema de los dedos. No manipule las 2 lentes a la vez para evitar confundir derecha e izquierda.
•    Inserte y coloque sus lentes de contacto antes de utilizar maquillaje. Al final del día, retire primero los lentes de contacto y después el maquillaje.
 


Comentarios Noticia

Nadie ha publicado todavía ningún comentario. Sé el primero en publicarlo.

Deja tu comentario